Página Principal de la Asociación de Ex-Alumnos

ASOCIACIÓN EX-ALUMNOS: NECESIDAD Y FUNDAMENTO DE SU CONSTITUCION


1.-
La intención de promover la constitución de la Asociación de Ex-Alumnos, está motivada por diversas razones, que surgen de las circunstancias personales que vivimos.

De todos modos, se pueden identificar, a grandes rasgos, líneas de pensamiento y necesidades afines que nos han movilizado en el sentido de asociarnos.

Como un primer punto, básico y que es común a todos los que fuimos alumnos, descubrimos a partir de las conversaciones que se han suscitado en torno a este tema, la voluntad -y aún más, el sentimiento y necesidad- de preservar nuestra identidad. Esto procede y se continúa desde el momento de haber compartido claustro, vecindad, actividad social.

Pero no es nada más que esto.

Es la comprensión de haber sido nutridos con una escala de valores que nos ha hecho, con sus más y sus menos, las personas que hoy somos.

Cuando hablamos de preservar esa identidad, hablamos de reconocer cual es nuestro lugar en el mundo. Es la aceptación de una filosofía de vida y del compromiso que ella conlleva, que no es otra que el sostenimiento de aquellos valores que antes mencionáramos.

Esa identidad nos mueve al reconocimiento de una sucesión de nociones trascendentes, insistimos, que han contribuido a forjarnos. Al mismo tiempo, nos invita al reconocimiento y aprehensión del ideario corazonista y a la difusión de los valores fundamentales del humanismo cristiano, la libertad, la justicia, la solidaridad, la participación, el compromiso, la fraternidad, la lealtad, el respeto por los derechos humanos, el sentido de tolerancia y la ética.

De alguna manera, es la prolongación de la obra educativa de los hermanos corazonistas, recreando un nuevo espacio, posterior y, en todo caso, complementario de aquella. Es un espacio de identificación e inserción en el contexto socio-cultural que nos toca vivir.

 

2.- Pero descubrimos, como segundo ítem, que esa identidad que individualmente reivindicamos y tratamos de ejercer, debe tener un núcleo de referencia, un punto en donde encontrar a otros que se nos parecen y con los que podemos contar.

Nos han formado en nuestro Colegio para saber ejercer nuestra autodeterminación individual para alcanzar y defender el sustento ético, moral y trascendente que nos anima. Y, a la vez, nos convocamos, en sintonía con aquellos preceptos enseñados y afianzados en nosotros, a la participación con otros hombres, rescatando nuestras singularidades para sumarlas en un impulso comunitario, como individuos plenos, miembros de una sociedad, convencidos de la necesidad de trabajar por el bien común.

Vemos que aquella identidad y su referencia deseada, se encuentran dispersas y buscan a partir del momento en que tomamos conciencia de ello, un espacio que no se da en el actual dinamismo social, regido por otras conductas, valores y actitudes. No ofrece nuestra sociedad espacios de referencia que sean comunes no ya a los belgranianos, sino a las personas en su conjunto.

La carencia de esos núcleos referentes en todo el espectro social, carencia que se va acendrando por circunstancias socio-históricas que sería muy largo de analizar, nos impulsa - más aún- nos obliga a generar nuestro propio ámbito, para contar con una instancia clara en pos de preservar nuestra identidad.

Suscribimos el aserto contenido en el Ideario Educativo Corazonista: "La comunidad es un proceso de construcción, no un estadio hecho de organigramas establecidos. Siempre es un ideal al que en cada momento aportamos nuestra participación e integración". Y también "Las formas de participación y su alcance quedan marcadas por la función específica que a cada uno se le confía en la comunidad." (...) "Todos contribuyen a la comunidad, cuando facilitan la participación fluida de los miembros mediante una comunicación abierta, clara y explícita, tanto para dar como para recibir".

 

3.- Creemos firmemente que hemos alcanzado un estadio de comprensión de lo que recibimos siendo educandos del Colegio Manuel Belgrano, y queremos, de algún modo, generar otra forma de participación para el ejercicio y demostración de nuestras convicciones éticas y filosóficas.

 

Página Principal de la Asociación de Ex-Alumnos

Estamos convencidos de que podemos colaborar
con la obra corazonista, con nuestro Colegio,
en lo que sea menester y se encuentre a nuestro alcance.